viernes, 23 de junio de 2017

Nuevo equipo contra el cáncer en el Oncológico


Lo que empezó como el pasatiempo de Agustín, un niño que desde los tres hasta sus siete años coleccionaba tapitas plásticas de botellas como si fuesen legos, se convirtió en una campaña que mueve a muchos a ayudar a niños que padecen de cáncer en el Oncológico.

Desde julio de 2016, Tapitas x los chicos, es una iniciativa gracias a la cual, en los últimos tres meses se logró recolectar cuatro toneladas de tapitas plásticas que fueron vendidas a la empresa Empacar por Bs 11.600, con lo cual se adquirió una bomba de infusión volumétrica que facilita las aplicaciones de alimentos, medicamentos o transfusiones en los niños con cáncer.

jueves, 22 de junio de 2017

Daddy Yankee canta 'Despacito' con niña enferma de cáncer


El cantante Daddy Yankee visitó el hospital La Paz, durante su visita en Madrid, en donde se reunió con Andrea, una niña enferma de cáncer y declarada fanática número uno del reguetonero.

Durante el encuentro, Daddy Yankee y la menor cantaron juntos el éxito de Luis Fonsi, 'Despacito', el canto de ambos fue grabado y difundido por la Fundación Juegaterapia y empezó a viralizarse en las redes.

En el video, Andrea parece algo vergonzosa, pero al pasar el tiempo va tomando confianza, deja de lado su timidez y canta de forma natural junto a su ídolo.

“De verdad que tiene ‘flow'", le dijo Daddy Yankee a la niña, al tiempo que le daba un abrazo y un beso en la cabeza.

domingo, 18 de junio de 2017

Traspaso de pacientes de La Paz comenzará en julio


En julio comenzará el traslado de pacientes con cáncer de La Paz a Santa Cruz para que reciban tratamiento de radioterapia en el Instituto Oncológico. Así lo informó el secretario de Salud de la Gobernación, Óscar Urenda.


Para el viernes 23 se espera la visita de un equipo de oncólogos de esa ciudad, que ultimarán los detalles para transferencia de pacientes, que se hará a través del convenio firmado entre el gobernador Rubén Costas y el alcalde Luis Revilla. Serán 4 o 5 pacientes por mes, que llegarán de esa ciudad para hacerse el tratamiento, dijo Urenda.


Por su parte, el asambleísta departamental de La Paz Edwin Herrera indicó que ha estado trabajando en la logística y protocolo para el traslado, pues se requiere un protocolo médico clínico para ver las condiciones físicas del paciente y otro logístico, para el traslado de ida y vuelta. Urenda aclaró que la Gobernación hará las gestiones para que los pacientes accedan a hospedaje gratuito, pero no correrá por cuenta del gobierno departamental. Para ello han tenido acercamientos con los residentes paceños, sostuvo.

Equipo mejora tratamiento contra el cáncer, pero no la espera


26 años, oriunda de la comunidad Achiral de Chuquisaca, sin un familiar que pueda ver, Hermelinda Carlos es una de las pacientes que espera un espacio en el servicio de radioterapia del Instituto Oncológico, confiada en que el moderno equipo, llamado acelerador lineal, pueda curarle el cáncer uterino que la tiene casi ‘sin vida’ desde hace más de un año.


Hace dos meses que acude al centro especializado, buscando acceder al tratamiento. La demora es en parte porque otros pacientes están en lista de espera y porque no tiene recursos. “Soy como un palo, pelado y sin nada. Espero que la gente de trabajo social me haga una rebaja porque no tengo dinero para pagar el tratamiento”, dice la joven, que es madre de un niño de seis años, a quien el martes dejó con una vecina para poder ir al hospital.


Sus pies hinchados y las punzadas en el bajo vientre la hacen doblarse de dolor. “Ya no aguanto”, se la escucha decir de rato en rato.


La mujer que está a su lado intenta darle ánimos. “Aguante, que ya le toca”, le dice. Es Andrea Manrique V. (48), quien desde hace tres meses lucha por que su esposo, Donato Paco (48), quien tiene un tumor en la ingle, acceda al mismo tratamiento (lo hará por segunda vez ). Debía empezar el pasado miércoles, pero ese día le dijeron que fue pospuesto para el lunes siguiente.
Todo el tratamiento le está demandando Bs 2.700, que incluye 20 sesiones, asegura. Cuenta que su esposo viene batallando contra el cáncer desde hace un año y tres meses. Primero por un tumor en el cuello y ahora en la ingle.


Manrique tiene fe en que el tratamiento con el nuevo acelerador lineal es mucho más efectivo, comparado con la antigua bomba de cobalto, al menos eso es lo que ha escuchado decir de boca de los propios médicos del hospital.


La señora Leo (60), que fue diagnosticada con un tumor en la cabeza, fue programada hace tres semanas. “Cuesta conseguir espacio, pero lo bueno es que ese equipo es milagroso”, afirma. Ella pagó Bs 2.800 por el tratamiento, de 21 sesiones.


Los pacientes aseguran que se han enterado a través de las noticias que pacientes de La Paz serán transferidos al Oncológico para que reciban radioterapia. No están en contra de que más personas accedan al tratamiento, pero temen que esto pueda alargar más el tiempo de espera.


El secretario de Salud de la Gobernación, Óscar Urenda, explica que el Oncológico, al ser el único en el país que cuenta con ese equipo, recibe a pacientes de todo Bolivia y lo que hará ahora, a través del convenio firmado entre la Gobernación y la Alcaldía paceña, será que los pacientes que provienen de La Paz lleguen solo para someterse a la radioterapia. De esta forma se aliviará la saturación en otras áreas, pues hasta hoy estos hacían todo su tratamiento en Santa Cruz, desde la consulta.

Ampliarán los turnos
Según datos de la Gobernación, desde septiembre de 2016 hasta la fecha 316 pacientes se han sometido a tratamiento con el acelerador lineal. En este periodo se han hecho 4.144 sesiones, lo que significa más de 450 radiaciones al mes y unas 20 por día.


Para aumentar la capacidad de atención, la Gobernación está haciendo las gestiones para ampliar los horarios de atención a partir de julio. “Aumentaremos a 16 horas la asistencia. Ahora estamos con 12 horas, en dos turnos”, precisó Urenda.


El secretario de Salud resaltó que la demanda es alta porque es el único equipo en Bolivia de esa generación y permite hacer tratamientos precisos, atacando solo el tumor y no así los tejidos sanos.
En anteriores oportunidades, la directora del Oncológico, Martha Alicia Arrien, explicó que este equipo ocupa energía eléctrica y un tubo de rayos X con lo cual se adapta al tumor para reducirlo y destruirlo sin afectar otros órganos y tejidos sanos, además que deja menos toxicidad en el cuerpo luego del tratamiento.


Se trata de una de las inversiones más fuertes que ha hecho la Gobernación en el área de salud. El equipo costó Bs 23,4 millones y la construcción de la infraestructura (búnker), Bs 5,8 millones.

Oncológico municipal
Por otro lado, el alcalde de la ciudad, Percy Fernández, ha anunciado que tiene previsto construir un hospital oncológico municipal para brindar atención a los pacientes con cáncer. De hecho, en mayo, a propósito del aniversario de la Villa Primero de Mayo, las autoridades municipales anunciaron que existe un proyecto para construir un nosocomio para niños con cáncer en el distrito 6 de la urbe.

viernes, 16 de junio de 2017

Contra el cáncer

Científicos del Hospital General de Massachusetts (EEUU) diseñaron un tipo de moléculas que penetra y oscurece la piel y estimula a las células para que produzcan pigmentos que absorban la radiación ultravioleta.

Este desarrollo, publicado ayer en la revista especializada Cell Reports, está basado en la búsqueda de un método para prevenir el cáncer de piel, causado principalmente por ese tipo de radiación a partir de la exposición al sol.

"Actualmente, por un lado, es uno de los pocos tipos de cáncer en los que sabemos mucho sobre la causa, pero todavía es muy común y, de hecho, continúa aumentando la frecuencia de los casos", dijo a Efe David Fisher, jefe del área de Dermatología del hospital.

Filtros solares

Aunque las pantallas y los filtros solares son "extremadamente importantes" en la prevención, para Fisher se da una paradoja: "si se usan, mantienen la piel en una pigmentación muy clara, algo que sabemos que está asociado con riesgos altos de tener este tipo de cáncer".

Por eso, la motivación principal que llevó a este grupo de científicos a realizar este estudio fue la de "probar y tratar de identificar un enfoque novedoso para prevenir el cáncer de piel".

El trabajo

En colaboración con personal del Instituto del Cáncer Dana-Farber, de Boston, diseñaron entonces una clase de moléculas que tenían las propiedades para penetrar en la piel humana y fueron capaces de estimular los genes que inducen la pigmentación, de manera tal de poder oscurecerla.

Estos compuestos fueron diseñados para inhibir una enzima que evita la pigmentación, explicó Fisher.

"Muchos no funcionaban, pero hicimos una revisión de varios hasta que encontramos los que lo hacían", agregó.

Hasta ahora, los investigadores han trabajado con muestras de piel humana en el laboratorio.

Por eso, los próximos pasos estarán concentrados en verificar la seguridad de los compuestos desarrollados, pues están empezando a pensar en pruebas clínicas.

"Es extremadamente importante tener cuidado y estar seguros de que cualquier cosa que apliquemos en personas sea segura", subrayó Fisher.

Para el investigador, también es importante definir qué pacientes serán los primeros en probar este tipo de enfoque en un estudio clínico.

Según la Organización Mundial de la Salud, el cáncer de piel es el tumor maligno más frecuente en los seres humanos. No todos los tipos de cáncer de piel tienen la misma prevalencia.

El más habitual, que sufre entre otros el actor Hugh Jackman, es el carcinoma basocelular, que en España afecta a 253,23/100.000 personas-año. El carcinoma espinocelular o el de células de Merkel son otros de los tumores malignos de la piel que acompañan al temido melanoma.

miércoles, 14 de junio de 2017

Enfermos con cáncer peregrinan por camas en el Materno Infantil

Los enfermos con cáncer del Materno Infantil de La Paz están desesperados por la escasez de fármacos oncológicos en el hospital que derivó en la suspensión de varias cirugías y sesiones de quimioterapias, situación que los aleja de “salvarse de la muerte”. Muchos enfermos desde hace un mes peregrinan por camas y están a la espera de la reprogramación de una operación.

Juana (nombre ficticio), una de las pacientes de la unidad de Oncología, relata que permanece en el nosocomio desde hace seis semanas y en tres oportunidades su cirugía fue interrumpida por falta de medicinas. Teme que su mioma tumoral se agrave y acabe con su vida. “Estoy esperando seis semanas para entrar a quirófano, primero estaba tres semanas en ginecología, ahora en Oncología otras tres semanas. Los médicos me piden que tenga paciencia, pero el cáncer está avanzando y ya no tengo paciencia. Me estaban dando medicamentos para el dolor y ahora están racionando porque ya no hay. Me dicen que pronto me operarán. Ya no les creo”, dice, postrada en su cama. Hace un mes, Roxana Fuente, de 40 años, llegó desde Potosí al Materno Infantil con la esperanza de buscar una cura a su enfermedad, pero su cirugía fue postergada dos veces, y ahora las enfermeras solo le drenan un líquido que crece en su vientre y no le explicaron de qué se trata. “Dos veces me han suspendido. Aún no se sabe qué tengo, solo me sacan líquido del estómago, el viernes me ha drenado y ahora otra vez está lleno. Solo quiero que me operen para irme a mi casa. Tengo cuatro hijos pequeños que está en Potosí con su papá”, dijo. Hace dos semanas, Roxana ya no recibe ni siquiera medicamentos especializados para su nutrición porque la farmacia del hospital carece de los insumos necesarios. Protestas Los enfermos oncológicos aseguran sentirse “desprotegidos” por el Gobierno y piden que la ministra de Salud, Ariana Campero, visite las instalaciones y vea la cruda realidad de los pacientes que sólo esperan por una cirugía para salvar su vida. Aracely, una joven mamá que sufre cáncer de tiroides y además está internada hace un mes y una semana, agrega que se declararon en estado de emergencia e intentaron protestar, pero sus intenciones fueron frenadas por la Policía. “Hoy queríamos bloquear, pero no nos han dejado, la Policía nos ha reñido. Estamos muy desesperados, los médicos tienen la predisposición de operarnos, pero no hay suministros. A uno le bajan a quirófano y lo vuelven a subir sin operarlo. Es muy lamentable que el Gobierno juegue de esa manera con la salud”, reprocha. Otra paciente que sufre cáncer de mama agrega que hace días estaba programada su operación, pero llegó otra aquejada, una menor de edad que requería intervención quirúrgica y tuvo que cederle su lugar para que salve su vida. “Me tenían que extirpar el seno y justo ese día había solo tres cirugías programadas y llega una niña en estado lamentable y los médicos me dijeron que había alguien más urgente y tuve que ceder mi lugar”, asevera. Operarse es una ilusión Para los enfermos internos y externos de ese nosocomio, operarse en estos días es una “ilusión” por la carencia de fármacos oncológicos, que según el director del Materno Infantil, Cristian Aguilar, son 12 medicamentos esenciales para el tratamiento de este tipo de pacientes. Otro de los dramas es que los pacientes externos que buscan una cama para ser tratados en ese hospital deben peregrinar entre dos o tres mes, en algunos casos son derivados al hospital Obrero y si tienen éxito y consiguen ingresar deben esperar entre uno a dos meses para ser intervenidos quirúrgicamente, pero con la falta de insumos esa opción es más lejana. La médico de turno, de la unidad de Oncología, Rosario Ruiz, afirmó que los medicamentos oncológicos para cirugías programadas y quimioterapias aún no llegaron a la farmacia, sin embargo señaló que ya se realizan cirugías de emergencia porque se abastecieron de anestésicos. “A pesar de la solicitud no nos han dotado de los medicamentos, la escasez es tal que no hay anestésicos para quirófano y estamos al pendiente si llega o no. Pero estamos operando emergencias (...). Las autoridades del hospital se han movilizado para comprar anestésicos, aunque estas adquisiciones son burocráticas, pero aún faltan insumos como el catéter y medicinas para quimioterapias”, apuntó. El director del Materno Infantil informó que la “escasez de medicamentos” se arrastra desde principios de año por una deficiente administración del Ministerio de Salud que provocó el retraso del proceso de adquisición. Según explicó, en 2016 esa cartera de Estado emitió el Decreto Supremo 1008, en el que se le autoriza la compra de los fármacos, pero ese despacho no pudo concretar la adquirió por la elevada cantidad y por eso autorizó en marzo de este año que cada caja de seguro los adquiera de forma individual. /ANF

martes, 13 de junio de 2017

Edith Gonzales/// La actriz mexicana compartió por las redes sociales que está curada

Pasó casi un año desde aquel día en el que Edith González informó a través de sus redes sociales que tendría que librar una batalla contra el cáncer. "Fui intervenida porque padecía unos fuertes dolores en la base abdominal y efectivamente encontraron tejidos cancerosos que fueron removidos en su totalidad", fueron las palabras que sorprendieron a sus fans, quienes de inmediato fueron testigos de la buena actitud que la actriz mantenía ante la mala noticia. A pesar de la dificultad de la enfermedad, el ánimo de Edith nunca decayó y en los 10 meses que estuvo bajo tratamiento médico, siempre se mostró con una sonrisa y actitud positiva.

Ahora, Edith vuelve a hacer un anuncio en sus redes sociales y, aunque está relacionado con la enfermedad, se trata de muy buenas noticias que la han hecho sonreír aún más. "Hoy hay un papel oficial que dice: remisión. Eso quiere decir que mi cuerpo ha resistido el tratamiento. Quiere decir que mi cáncer está en control", expresó la actriz en un

video en donde se nota bastante feliz.

Casi al borde del llanto que la felicidad le produce, continuó: "Estoy viva,

estoy aquí. Quiero darles

todo el amor que siente

mi corazón". Sus palabras son similares a las que reveló en exclusiva para la versión impresa de ¡HOLA! México, en donde también aclaró que no estaba luchando contra el cáncer, sino viviendo.

"No soy una guerrera, soy una amante de la vida", cuenta junto a su esposo, Lorenzo Lazo.

Durante esta etapa, la mexicana afirmó que no solo luchaba por las ganas que tiene de vivir, además, su hija Constanza fue su principal motivación en estos meses para salir adelante y nunca perder el buen humor. Edith, quien se despidió de su rubia cabellera a causa del tratamiento, ahora posa con orgullo

y una gran sonrisa en la que no puede ocultar

la felicidad de haber atravesado este bache en su salud para hoy animar a quienes se identifican con ella: "Sí yo puedo, tú puedes", dice muy segura en su video.

Feliz de seguir adelante con su vida personal y profesional, Edith González pronto podría regresar a las tablas, o por lo menos es lo que dio a entender con una de sus últimas publicaciones, en la que

se ve bailando junto al también actor Luis Felipe Tovar. "Ensayando andamos. Pronto en el Teatro San Jerónimo (Ciudad de México)", anotó junto a la divertida publicación en la que muestra, una vez más, su don para el baile.

UNA GUERRERA

La reconocida actriz

de telenovelas, de 52 años, descubrió el año pasado que padecía de cáncer

y que luego se diseminara a otros órganos.

La notica de la enfermedad, aunque Edith nunca o tomó como tal, tanto así que durante su enfermedad se mostró tal cual era, incluso sin peluca.

“Estar sin peluca es un símbolo de libertad, “simplemente es lo que es y si me animé a compartir mi experiencia es para enseñar que con el cáncer también se puede jugar, pero con el tratamiento no”.

Edith González inició en la actuación en la infancia

y desde entonces ha participado y protagonizado decenas de telenovelas

entre las que se destacan: “Rosa salvaje”, “Los ricos también lloran” y “Nunca te olvidaré”.

jueves, 8 de junio de 2017

La Paz: En julio trasladarán a primeros pacientes con cáncer al oncológico cruceño

El asambleísta departamental por La Paz, Edwin Herrera, informó que tras la elaboración de un protocolo médico clínico y otro logístico, en julio se iniciará el traslado de los primeros pacientes con cáncer desde la ciudad de La Paz hasta el hospital oncológico de Santa Cruz para que puedan ser tratados con el acelerador lineal que posee dicho nosocomio.

“Dando seguimiento al convenio firmado por el alcalde Luis Revilla y el gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas, hemos sostenido este miércoles una serie de reuniones con el secretario de Salud y Políticas Sociales de la Gobernación (cruceña), Oscar Urenda y las máximas autoridades del hospital oncológico de Santa Cruz. Ya estamos trabajando en los protocolos para el traslado de los pacientes paceños con cáncer”, manifestó según una nota de prensa.

Una delegación de La Paz formada por funcionarios de Alcaldía y la Gobernación de La Paz viajó a Santa Cruz para reunirse con representantes cruceños y elaborar los protocolos. /Fides

martes, 6 de junio de 2017

Anticuerpo reduce riesgo en cáncer de pulmón


Un anticuerpo monoclonal se ha mostrado capaz de reducir en un 53 % el riesgo de empeoramiento o muerte de los enfermos de un cáncer específico de pulmón respecto al tratamiento estándar e incluso ha presentado mayor eficacia en la prevención de metástasis cerebral.

Los resultados de un estudio global en fase III fueron presentados este martes en la última jornada de la Reunión Anual de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO), donde se dieron cita más de 30.000 expertos de todo el mundo.

Este ensayo se realizó sobre pacientes con cáncer de pulmón no microcítico con traslocación del gen ALK -que representa entre el 2 % y el 4 % de todos los casos-, que previamente habían sido tratados con crizotinib, el primer medicamento destinado específicamente para este tumor.

Comparado con este, alectinib (de Roche) redujo el riesgo de progresión o muerte por cáncer en un 53 % y extendió la media de supervivencia libre de progresión en unos 15 meses, al pasar de los 10,4 meses del otro anticuerpo a 25,7 meses.

Es decir, se previenen una de cada dos progresiones de la enfermedad, resumió a un grupo de periodistas el doctor Luis Paz Ares, jefe del Servicio de Oncología del Hospital 12 de Octubre de Madrid.

Se trata de un tipo de tumor que se desarrolla principalmente en no fumadores o poco fumadores, y que tiene un mejor pronóstico que otros tumores de pulmón.

Otra particularidad es que muestra una "especial avidez con el sistema nervioso central": aproximadamente un 50 % de los pacientes desarrolla metástasis cerebral, casi un 30 % al principio de la enfermedad y más la mitad a lo largo del proceso.

Pero el nuevo tratamiento se mostró más eficaz en la prevención de metástasis cerebrales porque puede penetrar mejor en el cerebro, de forma que a los 12 meses, la incidencia de aquellas fue mucho menor con alectinib que con el otro inhibidor (9 % frente al 41 %).

También los efectos secundarios graves fueron menos frecuentes, y aparecieron en el 41 % de los pacientes frente al 50 % del tratamiento estándar.

Los más comunes de alectinib fueron fatiga, estreñimiento, dolores musculares e hinchazón, mientras que crizotinib causaba problemas gastrointestinales y alteraciones en las enzimas hepáticas.

El siguiente paso para los investigadores será hacer un seguimiento a los pacientes para ver si los tratados con alectinib viven más tiempo; mientras tanto, varios ensayos clínicos en curso están comparando otros inhibidores de ALK de próxima generación con crizotinib en primera línea.

Otro de los avances en cáncer de pulmón llevados a Chicago estos días fue un estudio que constató la eficacia de una estrategia terapéutica para los enfermos del tipo más frecuente de cáncer de pulmón tras la progresión de su enfermedad, consistente en continuar un tratamiento con el anticuerpo monoclonal Atezolizumab después del empeoramiento, que mejoró incluso su tasa de supervivencia global.

lunes, 5 de junio de 2017

Cáncer, cuando los tarijeños salen afuera para sobrevivir



El cáncer es una de las enfermedades que más acecha a los tarijeños, al menos así lo develan numerosos informes que ubican a Tarija entre los cuatro departamentos con más índices de este mal a nivel nacional; sin embargo la tierra andaluz no está preparada todavía para hacer frente a esta enfermedad.

El no tener un hospital oncológico, el hecho de que hasta el año pasado sólo se contaba con apenas cuatro oncólogos y el no tener especialistas de esta enfermedad en niños, dan un panorama de lo mal que se encuentra Tarija al respecto. De hecho, una investigación realizada por la Universidad Privada Domingo Savio revelaba que el 57% de los que padecen esta enfermedad hacen sus tratamientos fuera de este departamento. Sin embargo, cuando se habla con aquellas personas que luchan esta batalla, uno se da cuenta de que las cifras pueden ser mucho mayores.
“Lo que más duele es que cuando sales a otro departamento ves que hay diez pacientes con cáncer y de esos, ocho son de Tarija. Fui a Sucre para hacer mis radioterapias, a La Paz para que me hagan una cirugía y a Santa Cruz donde me hicieron las quimioterapias, y en todos esos lugares era igual. También fui a Salta y los médicos me decían qué increíble cómo gente de Tarija viene por problemas de cáncer”, afirma Giovanna Hoyos, una mujer que lucha aún contra este mal.
Giovana Hoyos Ayarde, tarijeña de nacimiento y con 48 años de edad, es madre de cuatro hijos, tres mujeres y un varón de 12 años. Profesora de profesión, cuenta que se vio obligada a jubilarse a temprana edad, para poder atender su salud. Aunque explica que antes de esto, pasó por malos momentos en el magisterio, porque el Gobierno y el colegio donde trabaja no entendían el problema que tenía.
Relata que pese a las bajas médicas que portaba para ir a realizarse las quimioterapias, la dirección de educación no le pagaba el reemplazo, razón por la cual ella se veía obligada a pagar por su cuenta a su sustituto, justo en la época que más gastos y preocupaciones tenía.
“Trabajé 29 años y 10 meses en el magisterio. Muchos años con varias satisfacciones, pero más en el área rural que en lo urbano”, recuerda. Dice que su especialidad eran los primeros cursos de primaria, aunque admite que también enseñó religión, química, matemáticas, estudios sociales y en secundaria.
Rápidamente, le viene también a la memoria su trabajo con niños con discapacidad, para lo que tuvo que aprender el lenguaje de señas. Justamente esta actividad fue la que la llevó a cambiar de ambiente y de lugar de trabajo. Gracias a una propuesta del padre Miguel Donague, ella llegó a Yacuiba. Hasta allá se fue con su pequeño hijo.

El aviso
“Tras un año de trabajo en Yacuiba, Giovanna empezó a notar algunas alteraciones en su axila derecha. “Yo pensé que era algo pasajero, no le di mucha importancia, y entre broma y broma decía ‘yo tengo una bolita que me sube y me baja’, y nadie me daba importancia”, relata.
Así pasó el tiempo hasta que una vacación de verano, hace casi cuatro años atrás, ella se fue con sus hijas al río y ahí su hija mayor le observó el problema en la axila y le pidió que vaya a hacerse revisar con el doctor.
“Cuando fui al médico éste me transfirió al internista, el internista al cirujano, el cirujano me dijo que vuelva al internista y de ahí me mandaron al ginecólogo. Éste me dijo que no era para él, que me pedirían estudios, mamografías, ecografías, y de ahí me transfirieron a oncología”, relata.
Así, entre idas y venidas, como terminaba su vacación, volvió a Yacuiba porque tenía que retornar a su colegio. Ya en el Chaco visitó al médico general y éste le recomendó que se vaya para Santa Cruz porque en Tarija la realidad de la atención a este tipo de problemas era muy pobre.
Antes de eso, fue finalmente transferida al oncólogo en Tarija, que ordenó una biopsia que le detectó “fibromioalgía”. Esto no le decía mucho, por lo que con este resultado decidió visitar a los especialistas en Santa Cruz y allá le dijeron que esa patología no existía, razón por la cual le realizaron otros exámenes que determinaron que lo que ella tenía era un Carcinoma Ductal Mmamario, es decir, cáncer de mama.
“Cuando les pregunté que es un carcinoma, me dijeron que tengo un cáncer B2, que significa que estaba a un paso de entrar a la etapa final, que es cuando ya no hay remedio”, relata.
La noticia le pegó duro a ella y a su padre, quien era la única persona que le acompañaba y conocía en Santa Cruz. Giovanna no quiso asustar a su familia y decidió sumar en esta etapa inicial de la batalla al papá de su segundo hijo.
“Yo todavía no avisé a mi familia porque tenía un niño en Yacuiba, debía organizarme en mi hogar y lo mismo en el magisterio, conseguir un reemplazo y pagarlo”, añade.
Así, después de casi medio año de andar en busca de un diagnóstico al problema de su axila, fue finalmente en Santa Cruz donde conoció su verdadera situación. Sin avisar a su madre, hijas y a su familia, Giovana empezó el camino de las quimioterapias
Las quimioterapias
“La primer quimioterapia me dejó 11 días en una silla de ruedas y usando pañales, porque la reacción fue muy fuerte. Creo que mi cuerpo no estaba preparado para todo eso, porque yo vomitaba y por la fuerza de mi vómito, defecaba. A eso no podía sostenerme de pie, parecía de goma”, recuerda.
Así es como Giovanna describe a su primer contacto con las quimios, pero lo que no pudo entender, fue cómo después de casi dos semanas de una dolorosa recuperación de su primera quimioterapia, le dijeron que ya debía venir la segunda. “Cuando me dicen eso, yo pensé que de esta ya no salgo”, dice al recordar que en todo este proceso, su padre fue su único apoyo a su lado.
“Después de la primera quimioterapia le pedí a Dios que me preste más vida para que yo pueda hacer todo lo que no hice en mi vida. Yo me decía, dejé a mis hijas, a mi hijito, mis hijas con sus bebecitos, quería estar viva para poderlos ver crecer, abrazar y hacer tantas cosas que uno se arrepiente de no haberlas hecho en vida”, refiere.
Cuenta que aguantó cinco quimioterapias sin avisar nada de su enfermedad a su madre, hijas y/o familia, pero tuvo que hacerlo porque ya era mucho lo que había soportado. Necesitaba apoyo.
Explica que la quimioterapia es un tratamiento muy costoso que a ella le significaban entre 9 y 11 mil bolivianos, por lo que como no tenía mucho dinero y tuvo una mala experiencia en la atención en Tarija, se afilió al hospital oncológico de Santa Cruz, y con ello, tuvo acceso a las damas voluntarias que trabajan con enfermedades crónicas en ese departamento.
“Ellas no te regalan los medicamentos, pero sí te ayudan mucho, como que un medicamente que vale 2.000 bolivianos, te lo dan a Bs 300. Hubo una vez que necesitaba Bs 8.000 y solo tenía Bs. 300. Entonces toqué la puerta y le dije, señora Dora Luz no tengo más que 300 y ella me dijo, déjelo yo sé que algún día vas a volver y dejarás más”, recuerda.
Durante todo ese tiempo, ella tuvo que arreglárselas junto a su padre y al papá de su segundo hijo. Iba una o dos semanas a pasar clases a su colegio en Yacuiba y debía volver a sus tratamientos en el oriente.
Así, entre los gastos para la quimioterapia, los pasajes para movilizarse entre Yacuiba y Santa Cruz, el pagar a su reemplazo en el colegio y dejar algo de dinero para el cuidado de su hijo menor, que se quedó a cargo de una de sus hijas, ella prácticamente se quedaba sin recursos.
Consultada sobre cómo hizo para afrontar esta situación económica, asegura que Dios provee. “Una vez le dieron a mi padre una receta muy cara y yo estaba en la cama. Me mira y me hace un gesto como diciendo ¿ahora qué hacemos?, mientras que yo lo miraba y no podía hacer nada. Entonces mi padre salió de la sala donde yo estaba, se sentó debajo de las gradas y miraba la receta pensando, hasta que se le acercó un señor totalmente desconocido y le entregó un sobre que tenía una cantidad de dinero mayor a la que necesitábamos ese rato”, relata.
De esa manera ella recibió algo de ayuda en ese momento, pero después fue tocando los corazones de muchos y de su familia, pues se organizaron peñas y kermesse a su nombre para ayudarle económicamente.

Estado actual
Con la ayuda de sus seres queridos y el apoyo económico de la gente, las fuerzas retornaron a Giovanna y de esa manera ella pudo aguantar nueve quimioterapias primero, una cirugía después, dos nuevas quimioterapias y 19 radioterapias.
En abril de este año, en un nuevo chequeo que se hizo en Santa Cruz, encontraron en Giovanna pólipos gástricos, algo así como pequeños tumores formados en su intestino. Esto consecuencia de los medicamentos tomados y del mismo cáncer.
Actualmente ella toma siete pastillas al día, desde aquella que le controla la presión hasta la que evita ansiedad, estrés, sirve para dormir y la hormonoterapia. Este tratamiento cuesta algo de 120 bolivianos por día, y si bien varios de estos medicamentos cubren la caja, hay muchos que no.

Edith González tiene el cáncer bajo control


La actriz Edith González reveló a la revista ¡Hola! edición México que su cuerpo está respondiendo positivamente al tratamiento al que se está sometiendo para acabar con el cáncer de ovarios que le fue diagnosticado en 2016, una enfermedad que aún no ha superado pero que tampoco le ha impedido continuar enfocada en múltiples proyectos.
“El cáncer está bajo control. Yo no soy una guerrera, soy una amante de la vida. Si yo hoy estoy viva después de lo que he vivido es porque los milagros existen", aseguró Edith en el número de junio de esa publicación.


Tras 10 meses de su diagnóstico, la actriz se convirtió en una imagen de la lucha contra este mal, e intenta transmitir esperanza.

jueves, 1 de junio de 2017

El cáncer terminal no impidió que Coquito se titule de médica

Postrada en la cama de la sala 202 de la Clínica San Pablo de la zona de San Pedro se encuentra Consuelo Chacón Choque o Coquito quien, pese al cáncer terminal que la aqueja, acaba de cumplir uno de sus mayores sueños: titularse como doctora.

Ella obtuvo su título profesional hace unos días de manos de las autoridades de la Universidad de Aquino de Bolivia (Udabol). "Fue uno de los días más felices de mi vida. Por fin me titulé”, dice, mientras toma un respiro para seguir con la entrevista.

"Cuando era niña siempre soñé con ser doctora. Me gustaba jugar con mis muñecas y atenderlas como a mis pacientes. Al salir bachiller ese sueño no se me quitó de la cabeza. Y aunque me costó desveladas, ahora -gracias a Dios- soy doctora”, relata la mujer de 37 años.

Sin embargo, para lograr su propósito pasó un sin fin de dificultades. La primera, según ella, fue enamorarse. "Me casé hace 18 años, por lo que no fue fácil estudiar y atender a mi familia, pero lo hice. Afronté todo, hasta las noches sin dormir por las enfermedades que debía atender de mi hija, atender a mi esposo y también mis estudios”.

Reconoció que debido a ello dejó los estudios por un tiempo, pero retornó. "No podía dejar mis sueños a un lado. Qué ejemplo le daría a mi pequeña”, dice en voz baja, tras quejarse de un dolor de su pie izquierdo. "Este dolor es insoportable”, afirma, y luego de unos minutos retoma la conversación con Página Siete.

"Fue hace tres años”, dice mientras caen sus lágrimas en su pálido y delgado rostro. "Había nacido mi hija y el día de las elecciones (octubre de 2014) me dio una hemorragia tremenda. No paraba. Le dije a mí esposo, pero como no había movilidad no fui al médico”, relató.

A día siguiente acudió al hospital y le indicaron que "todo apuntaba a que fue un aborto, porque después no le bajó nada de sangre”. La familia se resignó ante esa supuesta pérdida en un momento en que económicamente no estaba muy bien.

Unos meses después -cuando hacía su año de servicio obligatorio - su médico le dijo que tenía cáncer de cuello uterino en etapa terminal. "Fue un golpe muy terrible, sentí morir, que mi mundo se venía abajo, pero al ver a mis hijas y a mi esposo tuve fortaleza para continuar. Sentía dolores, pero no me quejaba”, dice.

Su esposo, Rodolfo Chuquimia, aseguró que la llevó a Chile para que la atiendan, ahí el médico dijo que podía recibir tratamiento, pero lamentablemente no tenían los 30.000 dólares para realizar el tratamiento adecuado en el vecino país.

"No pudimos hacer mucho, Ahora ella está en etapa terminal”, lamenta su esposo.

Pese a toda adversidad, hace un par de días Coquito acudió al acto de titulación de la Udabol donde no sólo recibió su título, sino también un reconocimiento de la representante de la Defensoría del Pueblo de La Paz, Teresa Zubieta, por su esfuerzo.



Falta de dinero y mal diagnóstico

Conseguir 30.000 dólares para el tratamiento de Consuelo Chacón no fue fácil. Duró tiempo, lo que hizo que la enfermedad se propague a otros órganos de su cuerpo y ahora ella tenga cáncer terminal.

"Cuando el médico nos dijo que Coquito tenía cáncer, no teníamos dinero. Quizá si hubiésemos conseguido el dinero en ese momento, no hubiésemos llegado a este momento”, lamenta resignado el esposo de Consuelo, Rodolfo Chuquimia.

Aseguró que no fue sólo la falta de dinero en la familia lo que ocasionó el decaimiento de su esposa, sino también que el diagnóstico del primer médico que identificó su mal. "Si él hubiese dicho que mi esposa se curaría -porque dice que entonces no estaba avanzado el cáncer-, mi esposa hubiese tenido mejor expectativa de vida”, dijo.

APDHB critica al Gobierno por 'lujoso' edificio de Economía y no priorizar un acelerador lineal

La presidenta de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia (APDHB), Amparo Carvajal, criticó al Gobierno por priorizar la construcción del edificio del Ministerio de Economía con una inversión de Bs 104 millones frente a la necesidad de un acelerador lineal e infraestructura para atender los casos de cáncer que tiene un costo de Bs 75 millones.

"Me parece indignante que se dé prioridad a una construcción en lugar de atender las necesidades de salud. La Asamblea de Derechos Humanos esta indignada, por ejemplo en el tema del cáncer, que están intentando sacar dinero para comprar el acelerador y la construcción del bunker, pero para eso (acelerador) no hay dinero", dijo Carvajal a ANF.

Considera un edificio lujoso innecesario frente a una realidad de necesidades en el ámbito de la salud. Una de esas críticas situaciones son los problemas que tienen las personas enfermas con cáncer que incluso han asumido medidas de presión para exigir que se adquiera un acelerador.

La representante de Derechos Humanos criticó las declaraciones del presidente Evo Morales, quien aseveró que el nuevo edifico del Ministerio de Economía es el símbolo del crecimiento económico y la estabilidad del país.

"Yo no tengo más que indignación por las declaraciones de las autoridades (...) las condiciones en salud en esta década no han mejorado. (...) Con el mismo monto de dinero se podría ayudar, es lamentable las condiciones de los enfermos con cáncer, en este momento la enfermedad del cáncer diagnosticada y tratada tempranamente puede dar buenos resultados", sostuvo.

Por su parte la presidenta de la Asociación Departamental de Personas con Cáncer, Familiares y Voluntarios del Hospital de Clínicas, Rosario Calle, en una entrevista pasada dijo que se requiere un total de 11 millones de dólares (Bs 75 millones), con lo que se podría comprar de un acelerador lineal -equipamiento de última tecnología- y la construcción de un búnker o infraestructura especializada que albergará estos equipamientos.

Actualmente, los enfermos de cáncer utilizan para su tratamiento la bomba de cobalto, instrumento que puede expandir la radiación a otros órganos sanos del cuerpo. En cambio, con el acelerador lineal la radiación es focalizada solo en el área afectada por la enfermedad.

Según las estadísticas el cáncer es la segunda causa de muerte en el país, luego de las enfermedades cardiocirculatorias, con 14%; seguidas del cáncer, con un 11%. Por ello pacientes y familiares, sostienen que es necesario crear un programa nacional de enfermedades oncológicas que traten el tema de inmediato.

El 2015 el Gobierno y la Gobernación de La Paz se enfrentaron por quién tenía la responsabilidad de adquirir este equipamiento. El Gobierno central sostenía que era competencia del Gobierno Departamental, no obstante esta entidad alegaba que carecía de recursos económicos porque su presupuesto departamental era muy bajo.

El pasado mes de abril, los pacientes de cáncer realizaron una protesta pidiendo al Ministerio de Salud la compra del acelerador para tratar con radioterapia a las personas que padecen esta enfermedad.

Cerca de 1.950 mujeres se detectan cáncer de mama

De acuerdo con los datos del Ministerio de Salud, anualmente más de 1.950 mujeres descubrieron, entre 2011 y 2015, que tienen cáncer de mama.

De acuerdo con un documento de esta entidad, entre estos cinco años se registraron 61.023 casos de cáncer en mujeres.

De este número, el 22% fue por cáncer de cérvix y el 16% por mama, cifra que representa a 9.763 mujeres con esta enfermedad durante ese período.

Es decir que anualmente se detectaron más de 1.950 casos aproximadamente.

El informe oficial también advierte que existe una tendencia ascendente en las cifras de cada gestión con el transcurrir del tiempo.

Prevención

La Organización Mundial de la Salud (OMS) aseguró que en 2012 más de 408.000 mujeres fueron diagnosticadas de cáncer de mama en “las Américas”, y 92.000 fallecieron a causa de esta enfermedad.

Las proyecciones indican que el número de mujeres diagnosticadas con esta patología en la región aumentará en 46% hasta 2030.
Al respecto, la ministra de Salud, Ariana Campero, exhortó a la población a realizarse el autoexamen frecuente para detectar algún “bulto” o algo raro en los senos.

“Mientras más pronto se detecta la enfermedad, hay más posibilidades de curar el mal con un tratamiento adecuado”, advirtió la Ministra en conferencia de prensa.