martes, 8 de agosto de 2017

Mejorando las condiciones de vida de menores con cáncer

HÁBITAT PARA LA HUMANIDAD BOLIVIA | IMPULSA LA CAMPAÑA “TE ESPERAMOS EN CASA”. EL OBJETIVO ES QUE LAS VIVIENDAS DE ESTOS MENORES EN TRATAMIENTO, CUMPLAN CON LAS CONDICIONES DE HABITABILIDAD REQUERIDAS PARA SU RECUPERACIÓN.

Esta campaña es impulsada por HPHB (Hábitat para la Humanidad Bolivia), que trabaja el tema de salud y vivienda atendiendo las necesidades de adecuación y mejoramiento de viviendas para niñas y niños del eje central que están en tratamiento contra el cáncer.

El delicado estado de salud en el que se encuentran exige que sus viviendas tengan condiciones saludables para que el tratamiento sea favorable y se evite la contracción de enfermedades asociadas, que implican nuevas internaciones y ponen en riesgo sus vidas.



OBJETIVOS DE LA CAMPAÑA

La campaña busca refaccionar o construir un módulo habitacional (cocina, baño y dormitorio para la niña o el niño). Son cinco casos en esta primera etapa (tres en Cochabamba, uno en La Paz y otro en Santa Cruz); para cada caso, se estima un promedio de 6.000 dólares americanos. Además de la refacción, se trabaja con talleres sobre vivienda saludable, alimentación sana y educación financiera, que llegan no solo a las familias beneficiarias sino a las familias de todos los pacientes del oncopediátrico, quienes usualmente han conformado asociaciones de apoyo mutuo.

Este es un proyecto de largo plazo. “Luego de visitar las viviendas de algunas niñas y niños con cáncer en Cochabamba, constatamos que no cumplen con los requisitos de protección, espacio, aislación y asoleamiento, constituyéndose en un problema social y humano que no sólo nos debe preocupar sino llamar a la movilización y acción”, dice la responsable de Desarrollo Comunitario, Marisol Calvi.



SOBRE LAS ALIANZAS

Al ser impulsora, HPHB busca generar alianzas con el sector privado, el sector estatal, medios de comunicación e instituciones, organizaciones y la sociedad civil en su conjunto para responder a esta problemática de manera corresponsable. De este modo, la campaña trabaja en conjunto a través del voluntariado constructivo individual o corporativo, donaciones de fondos o de materiales de construcción, eventos de recaudación y el apoyo de las personas y medios en la comunicación y difusión de la causa.

“Esta es una campaña de movilización y sensibilización social. No se tiene un presupuesto para las intervenciones pero sí el empeño de todo el equipo de trabajo de HPHB para gestionar donaciones tanto en el componente arquitectónico como en el componente social y motivar a la sociedad a aportar a la causa a través de jornadas de voluntariado constructivo, donaciones de dinero o de materiales de construcción, y su participación en las actividades de recaudación a las que convocamos a participar”, dice Lil Fredes M., responsable de comunicación de HPHB.

A la fecha, se tienen como aliados a los hospitales oncológicos, BancoSol, proyecto mARTadero y la Ola Urbana, Coboce, Universidad Católica Boliviana –Secrad y Monopol. El llamado es a la sociedad en su conjunto, empresas e instituciones a aliarse a la campaña para favorecer a la niñez. El objetivo es que las viviendas de los niños y niñas cumplan con las condiciones de habitabilidad requeridas para que puedan estar en sus hogares de forma segura. De este modo, se puede reducir el tiempo de permanencia en hospitales u otras instituciones mejorando sus posibilidades de recuperación.



PRIMERA VIVIENDA REFACCIONADA

HPHB realizó la entrega de la primera vivienda refaccionada para el caso del niño Alaín Corani y su familia, el pasado 24 de junio. Lamentablemente Alaín falleció el mismo día, horas antes de la entrega de su vivienda. Sin embargo, la refacción ha permitido que sus padres y dos hermanos tengan mejores condiciones de vida.

“Nos ayuda a tener un lugar limpio, los niños no tenían muchas comodidades. He sentido que harta gente nos quiere y los jóvenes han tenido la voluntad de venir, tanta gente ha dado una mano para colaborar. Que Dios los bendiga, siempre voy a orar por ellos”, dice Guadalupe Choque, mamá de Alaín.


CASAS QUE SE ESTÁN REFACCIONANDO

Se inició el proceso de refacción de las viviendas de Franco Meneces de cinco años y Valeria Miranda de 12, ambos con un diagnóstico de leucemia. Para estas intervenciones se planificó una actividad con el objetivo de recaudar fondos. El próximo viernes 11 de agosto se realiza un concierto con la participación de Mi Viejo San Simón, Llajtaymanta y Pk-2 en el Hotel Cochabamba a las 20:30 horas.

“Hacemos el llamado a nuestra gente solidaria y las empresas e instituciones responsables para aportar a la causa. El precio de la entrada al concierto será una donación directa. Todos los fondos serán destinados a la refacción o construcción de las viviendas y se hará una rendición de cuentas al respecto cuando finalicemos la primera etapa”, asegura Lil.



FRANCO



Fue diagnosticado con un cuadro de leucemia el año 2014; desde entonces, su mamá intenta equilibrar su tiempo entre trabajar vendiendo quesillos para poder pagar una parte del tratamiento y acompañar a su hijo en el hospital. Luego de cada sesión de tratamiento, Franco corre el riesgo de contraer infecciones asociadas debido a las condiciones precarias de la vivienda que comparte con diez personas de su familia. El lugar donde vive no tiene servicio de alcantarillado y el baño es un pozo séptico. Los pisos son de tierra, su abuela cocina en unas pequeñas hornillas dispuestas en el patio, lugar en el que habitan también vacas, pavos y otros animales que son el sustento de la familia.



DALCY SERRANO, MAMÁ DE VALERIA:



“La campaña es una gran acción. En la situación que estamos pasando con nuestros niños esto nos ha caído como una bendición porque estamos más tranquilos con la recuperación y evitando las recaídas. Quiero agradecer a toda la gente y a los voluntarios que han venido a construir, esto es para nuestros niños que lo necesitan y que nosotros ya no podemos dar porque gastamos tanto en los medicamentos y el hospital. Quiero pedirle a toda la población que apoye, por nuestros niños”.


sábado, 5 de agosto de 2017

Los casos de cáncer de piel se duplican en 6 meses en El Alto



En el primer semestre de 2017, el Hospital del Norte diagnosticó 40 casos de cáncer de piel, el doble de los registrados en los últimos seis meses de 2016. El responsable de la unidad de Dermatología de ese nosocomio alteño, Cristian Quiroga recomendó el uso de sombreros y bloqueador.

El galeno explicó que esta patología se incrementó progresivamente en los últimos años, sobre todo en 2016, y señaló que la altura de la urbe alteña, 4.000 metros sobre el nivel del mar (msnm), propicia la aparición de esta enfermedad por la exposición directa a los rayos solares y a la radiación ultravioleta.

El dermatólogo precisó que de cada diez pacientes que atiende, entre dos o tres presentan esta enfermedad.

Uno de ellos es Froilán Terrazas, quien tiene 64 años y vive en la zona de Río Seco. Es policía jubilado y contó que trabajó como oficial de Tránsito durante 15 años.

“Hace dos meses me salieron unas heridas en mi nariz, como úlceras que no se curaban con nada, vine al médico y después de unos exámenes me dijeron que era cáncer”, relató.

El médico consultado indicó que el tipo de afección oncológica de la piel más frecuente son los carcinomas basocelulares, el tipo de mal que afecta a Terrazas. En segundo lugar se ubican los carcinomas espinocelulares.

Aunque estas variedades de cáncer provocan daño a nivel local y rara vez derivan en metástasis (expansión de la patología hacia otros órganos como el cerebro, hígado, hueso o pulmones), Quiroga señaló que es urgente que la población adquiera la costumbre de protegerse del sol con sombreros, sombrillas y el uso de bloqueador solar.

Reiteró que ambas medidas deben ser aplicadas cada día, y resaltó la importancia de usar bloqueador porque protege la piel de los rayos ultravioleta que se refractan en el agua, el suelo o el pasto.

Sin embargo aclaró que la población alteña no está libre de desarrollar melanomas malignos, un tipo de cáncer de piel muy agresivo, que se expande en el cuerpo con facilidad, y cuyos síntomas principales son los lunares que crecen, cambian de color y de forma.

“En el último año hemos atendido dos casos de este tipo, y lamentablemente los pronósticos no son alentadores para los pacientes, por eso es muy importante prestar atención a los lunares de nuestro cuerpo”, señaló Quiroga.

El dermatólogo del Hospital del Norte señaló que esta enfermedad oncológica no se presenta solo en la cara, sino que todas las áreas del cuerpo que están expuestas corren peligro, como el pecho, las orejas, el cuero cabelludo o el dorso de las manos.

martes, 1 de agosto de 2017

Cáncer de próstata: hombres altos y obesos, con más riesgo de tumores

Los hombres más altos y los obesos tienen más riesgo de padecer y de morir por un cáncer de próstata más agresivo, según la conclusión de un estudio observacional realizado a más de 140.000 varones de ocho países europeos a los que se realizó un seguimiento durante catorce años.

La investigación sobre cáncer de próstata acaba de ser publicada en la revista científica BMC Medicine y está liderada por la doctora española Aurora Pérez Cornago, epidemióloga postdoctoral en la Unidad de Epidemiología del Cáncer del Departamento de Salud Pública en la Universidad británica de Oxford.

Este estudio es el más grande a nivel mundial y se basa en la cohorte European Prospective Investigation of Cancer (EPIC) con 141.896 hombres de ocho países europeos, de los que 7.024 padecieron cáncer de próstata y 934 casos fueron mortales tras esos catorce años de seguimiento.

Los resultados de la investigación arrojan que los hombres más altos, a partir de 181 centímetros, tienen un 54% más de riesgo de ser diagnosticados con cáncer de próstata de alto grado y un 43% más de peligro de morir por este tumor, frente a aquellos varones de estatura más baja (menor a 168,5 centímetros).

Por otra parte, los hombres obesos (a partir de un IMC de 29,2) tienen un 32% más de riesgo de ser diagnosticados de cáncer de próstata de alto grado y un 35% más de riesgo de muerte por cáncer de próstata comparado con hombre con un IMC menor.

Además, una mayor circunferencia de su cintura (que refleja la grasa abdominal) supone un 43% más de riesgo de cáncer de próstata de alto grado y un 55% más de riesgo de muerte por cáncer de próstata.



NOVEDADES DEL ESTUDIO

SOBRE CÁNCER DE PRÓSTATA:

Por primera vez se asocia la altura con cáncer de próstata de alto grado, aquel cuyas células tumorales se diferencian notablemente de las células normales. Sin embargo, no se ha determinado una asociación entre altura y estadío del tumor (localizado o metastásico).



CÁNCER DE PRÓSTATA

Clasificación del grado de cáncer de próstata en el estudio. 1) Células casi normales; 2) algunas células anormales sueltas; 3) muchas células anormales; 4) quedan muy pocas células normales; 5) células completamente anormales. Imagen cedida

Dado el gran número de casos de cáncer de próstata en este estudio, se ha podido analizar por separado el grado del tumor y el estadío, y también si los varones observados habían muerto a causa de ese tumor.

Se han identificado dos factores de riesgo independientes: “Uno la altura y otro la obesidad. No hemos estudiado de forma conjunta altura y obesidad, aunque obviamente si el hombre reúne los dos factores tiene más riesgo de desarrollar este tipo de cáncer”, afirma la investigadora principal de este estudio.

“Numerosos estudios -añade- han analizado la relación de altura y obesidad con cáncer de próstata, pero la mayoría no tenían suficientes casos como para poder diferenciar la asociación de forma separada según el grado y el estadío del tumor, y se han analizado de forma conjunta diferenciando entre cáncer de próstata agresivo y no agresivo”.

“Lamentablemente la altura es un factor de riesgo que no se puede modificar, pero sí la obesidad. Por eso el mensaje que queremos transmitir es que mantener un peso saludable podría prevenir el cáncer de próstata, además de otros tipos de cáncer y otras enfermedades no transmisibles”, aconseja.

Y es que el cáncer de próstata es el más común en el hombre en Europa. En España es el primero en número de diagnósticos en el hombre, más de 33.000 casos al año, según la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM).

A pesar de su frecuencia no se conocen factores de riesgo que se puedan modificar, como ocurre, por ejemplo, con el tabaco que asocia a cánceres como el pulmón o vejiga, entre otros. Los factores conocidos a día de hoy son la historia familiar (padre o hermano afectados); ser de raza negra; y la edad, a mayor edad más riesgo.

Según Aurora Pérez-Cornago, “se necesitan más investigaciones para comprender posibles mecanismos, como las alteraciones hormonales en hombres obesos, y para confirmar que hay una relación causa-efecto ya que este es un estudio observacional”.

Cáncer de próstata: Los hombres más altos y los obesos, más riesgo de tumores agresivos

Se demuestra la influencia del sobrepeso y la obesidad en otros ocho cánceres.

Daniel Ciriano: “El cáncer ya no es más sinónimo de muerte”

AVANCES | EL ESPECIALISTA ARGENTINO EXPLICA LOS MÁS RECIENTES ADELANTOS EN LA LUCHA CONTRA EL HASTA HOY MAYOR RETO DE LA MEDICINA. TAMBIÉN CITA LAS BARRERAS CON LAS QUE CHOCA LA CIENCIA Y LOS FACTORES QUE PREDISPONEN A ESTA SERIE DE ENFERMEDADES.

Daniel Ciriano fue uno de los disertantes del reciente encuentro entre periodistas y médicos auspiciado por la multinacional Roche en Buenos Aires. Ciriano conversó con OH! sobre el mal que centra los esfuerzos de una comunidad científica manifiestamente decidida a alcanzar la cura definitiva.



OH!: ¿Cuáles son los últimos avances en los tratamientos contra el cáncer?

En los últimos tiempos los esfuerzos en investigación y desarrollo sobre el cáncer han tenido que ver con terapias dirigidas a blancos biológicos. Es decir, se identifica proteínas que están en la superficie de células tumorales o sistemas de proteínas, enzimas, en el interior de las células. Luego se ve la posibilidad de actuar con pequeñas moléculas o con productos biológicos sobre estos blancos moleculares específicos. Bloqueando estas proteínas se logra acelerar los procesos de muerte celular de las células tumorales o influenciar en los mecanismos del metabolismo de las células tumorales. Y se evita que se reproduzcan o se enlentece su reproducción.

El otro campo que es también objeto de muchos esfuerzos en su desarrollo es la inmunoterapia del cáncer. Es decir, son las formas por las que nosotros tratamos de actuar con medicamentos sobre los diferentes pasos por los cuales una célula tumoral es reconocida por el sistema inmunológico. Es procesada esa información y las células del sistema inmunológico atacan a las células tumorales.

En muchas variedades de cáncer el sistema inmunitario no reconoce, o no funciona adecuadamente o no se da abasto al atacar a estas células anormales. Entonces se está buscando reforzar estos mecanismos para mejorar la capacidad que tiene el sistema inmunitario propio para reconocer y atacar las células tumorales.

Hoy se está trabajando mucho en la combinación de la inmunoterapia con los blancos biológicos y, en algunos casos, todavía con las quimioterapias tradicionales.



OH!: ¿Y cuáles son los más recientes avances en el diagnóstico del cáncer?

El testeo ha avanzado en dos aspectos fundamentales: por un lado, el diagnóstico inmunohistoquímico. Esto es el reconocer qué aspectos de la morfología interna y externa de las células son particulares de un tipo de tumor. Ellos nos permiten reconocer ese tumor mucho más claramente y así diferenciarlo de otro tipo de tumores. Sabemos que el cáncer no es una sola enfermedad, son más de 200 enfermedades. Reconocer estas características propias nos ayuda cuando tenemos que tomar decisiones sobre qué utilizar para el tratamiento. Entonces, reconocer si un tumor tiene receptores para hormonas, o si tiene determinada proteína, determinado antígeno en sus membranas…o ciertos aspectos morfológicos, resulta fundamental.

La otra área donde se está avanzando y dando mucha información valiosa es la genómica. Es decir, hoy se puede realizar un perfil genómico del material tumoral. Eso nos permite reconocer ciertas combinaciones de genes que están híper expresadas en estas células. Están además relacionadas con el ser tumor, con esa conducta de reproducirse y de diseminarse. Ahí viene lo interesante: si obtenemos determinado perfil genómico y lo comparamos con datos de tumores con el mismo perfil que ya fueron tratados, podemos ver a qué tratamiento respondieron mejor. Entonces uno puede asociar el perfil genómico con una respuesta de datos históricos a ese tipo de tumores con ese tipo de perfil. Esto brinda datos que orientan al oncólogo sobre qué tratamientos decidir para un paciente particular.



OH!: ¿Cuál es la barrera contra la que hoy se lucha y pese a los esfuerzos aún no se puede vencer? ¿En qué escenario es más dura la batalla contra el cáncer?

Estamos conociendo cada vez más las causas del cáncer y cómo evoluciona la enfermedad, en el conocimiento hemos avanzado muchísimo. Las barreras tienen que ver con la diversidad del cáncer. Se enfrenta no sólo una enfermedad, sino más de 200 enfermedades, cada una con sus particularidades. Manejamos una enfermedad donde las células tumorales evolucionan, generan resistencia a los tratamientos que aplicamos.

También es importante resaltar que cuando uno desarrolla tratamientos nuevos no es un proceso instantáneo. Lleva 10 años desarrollar un nuevo medicamento. Diez años desde el laboratorio hasta que se pueda hacer la práctica con pacientes en estudios clínicos y que finalmente esté disponible. Muchas veces probamos medicamentos con la hipótesis de que funcionarán, pero no funcionan. Todo eso suma tiempo para encontrar una solución más radical.



OH!: Por lo tanto, la complejidad y variedad de los cánceres también exige súper especialistas y súper especialidades mucho mayores a las áreas habituales de la medicina...

Sí. Hoy en algunos países ya empiezan a haber oncólogos que se súper especializan. Por ejemplo, no sólo abordan la oncología infantil o de adultos, sino que dentro de esas áreas se dedican al cáncer de pulmón. Trabajan exclusivamente en las variedades de cáncer de pulmón. Y así hay ejemplos para diferentes órganos.

Eso tiene que ver con lo que usted menciona: la complejidad del conocimiento, con la necesidad de mantenerse actualizado. Si usted viera la cantidad de información que se compartió con los oncólogos en el último Congreso Americano de Oncología. Se trata de una especie de congreso mundial que se realiza todos los años en Chicago. El cúmulo de información que se presentó en ese congreso podría completar tres o cuatro tomos de esos libros gordos de estudio. Realmente el estar actualizado en la especialidad implica una dedicación completa.



OH!: Se asegura que hoy cáncer ya no es sinónimo de muerte, ¿y también los tratamientos de cáncer han dejado de ser sinónimo de tortura? ¿Dejaron de ser sinónimo de sufrimiento extremo, invalidez y problemas que a veces dan a pensar en la opción de agonías menos traumáticas?

En ese punto hay dos cuestiones fundamentales que hacen al rol del médico frente al paciente con cáncer: anteriormente el cáncer era un tabú, incluso, a veces, no se le decía al paciente que tenía cáncer. Esto cambió hoy. Cambió porque hoy se respeta mucho el derecho de los pacientes de saber qué enfermedad padecen y a manejarla adecuadamente. Pero también cambió porque el cáncer ya no es más sinónimo de muerte.

De hecho, cuando se las diagnostica de forma temprana, muchas formas de cáncer tienen intervenciones terapéuticas que son curativas. Sabemos que cuando los tumores son diagnosticados de manera precoz tienen mejor pronóstico que cuando se los diagnostica en forma avanzada. Pero, no importa el estadio, actualmente, a través de los tratamientos, las cirugías, las terapias medicamentosas, etc. se logra una sobrevida, libre de enfermedad, en buen estado clínico, mucho más prolongada que la que se tenía en otros tiempos. Hay casos de tumores en los que la sobrevida es tan prolongada que podríamos hablar de curación.

Por otro lado, las quimioterapias tradicionales, usadas hace 15 ó 20 años y que hoy en muchos casos aún debemos usar, eran tremendamente tóxicas. Atacaban a las células tumorales, pero también a las células normales llevando muchos efectos colaterales, efectos que trastornaban la vida de los pacientes. Hoy, los nuevos medicamentos se desarrollan apuntando hacia blancos biológicos muy específicos en los tumores, entonces los efectos colaterales son menores.

Son medicamentos que tienen una capacidad de producir efectos colaterales mayores que los que generan un anestésico, un antihipertensivo o un antibiótico. Pero, en relación con el beneficio que brindan, el perfil de efectos adversos de los medicamentos modernos es más tolerable comparado con las quimioterapias tradicionales.



OH!: El informe sobre el cáncer en Latinoamérica, elaborado por The Economist habla de “cánceres de la pobreza” y “cánceres de la riqueza”. ¿Hasta dónde visiones y decisiones políticas más comprometidas pueden hacer más efectiva la lucha contra el cáncer?

Cuando se habla de cánceres de la pobreza y la riqueza hay que tener en cuenta la perspectiva y el contexto. Todos los seres humanos podemos padecer cáncer indistintamente de ser pobres o ricos. Ahora, hay cánceres que dependen de un diagnóstico precoz y, en muchos casos, de la prevención. Si determinada población, por razones educativas o posibilidades de acceso a los servicios de salud, tiene facilidades de concurrir al médico, habrá intervenciones que evitarán cánceres avanzados, por ejemplo, en el caso de cuello uterino.

Varios aspectos que acabo de mencionar están ligados a la capacidad económica. Alguien pertenece a un determinado grupo de riesgo, debido a su edad, o por antecedentes familiares. Entonces puede concurrir tempranamente al médico para hacerse ciertos estudios que permitirán desechar el riesgo o diagnosticar tempranamente cualquier problema. Eso requiere, sin duda, infraestructura sanitaria y acceso a esa infraestructura. Todo ello tiene condicionantes económicos. Ese el contexto que se debe tener en cuenta al calificar los llamados cánceres de la pobreza o de la riqueza.



OH!: ¿Cuáles son los factores que predisponen el desarrollo del cáncer?

Entre causas asociadas a la aparición de cáncer está establecida la relación que hay con el tabaco y el alcohol, con diversos tumores. Igualmente hay tóxicos ambientales y sustancias químicas conocidas que son causantes de cáncer. Por ejemplo, los alquitranes, cuando se hallan en contacto con la piel o con el sistema respiratorio lo causan. Hay sustancias químicas que están presentes en diversas actividades laborales o ambientales que se han asociado con cánceres respiratorios o de piel. Las radiaciones ultravioleta y la exposición al sol en zonas donde la capa de ozono fue adelgazada son causas de los tumores de piel. Hay una infinidad de factores asociados a la génesis del cáncer.



OH!: ¿Los agroquímicos también?

Sí, y es algo que está causando mucha preocupación. Se conoce que en determinadas concentraciones son capaces de producir cáncer. Lo que es importante es distinguir si su uso habitual, su presencia en las aguas, su presencia en los vegetales pueden tener efectos perjudiciales sobre la salud de las personas expuestas. Hay casos referidos de personas que porque trabajan en medios de trabajo muy intensivo con agroquímicos han desarrollado enfermedades y se están haciendo estudios al respecto.



Perfil

Daniel Ciriano

ciriano_1.jpg
Daniel Ciriano
Roche Press Day

Es Director Médico Regional de Roche Latinoamérica desde 2012. Comenzó su carrera en la empresa en 1993. Tiene 15 años de experiencia en investigaciones clínicas y ha sido profesor y director de Investigaciones Médicas y de Programas de Capacitación Metodológica en la Universidad de Buenos Aires y en la Universidad Católica de Córdoba. Antes de ingresar a Roche, fue Doctor Residente Extranjero (Médecin Résident Étranger) en Neurología y Neurocirugía en el Hospital de Lyon, Francia. Tiene también especialidades en Epidemiología, Gestión Comercial, Economía de la Salud, Farmacogenómica y Bioestadística.

sábado, 29 de julio de 2017

Kefir, un yogurt contra las enfermedades y el cáncer

Este producto de consistencia cremosa, sabor acido, se obtiene de la fermentación de la leche y mantiene microorganismos vivos que ayudan a regenerar la flora intestinal. Varias de sus propiedades han demostrado efectos positivos para la salud así como resistencia a algunas enfermedades porque contiene ingredientes bioactivos. Contiene propiedades anticancerígenas.

El kefir es un probiótico que contiene lactobacillus, que según la FAO (Food and Agriculture Organization of the United Nations), son organismos vivos que cuando son administrados en cantidades adecuadas confieren beneficios para la salud. Entre algunos nutrientes estan: vitamina B12 que facilita el desarrollo del sistema nervioso, ácido fólico, biotina, aminoácidos como: valina, leucina, lisina y serina.

Desde el nacimiento los humanos necesitamos estas bacterias que habitan dentro del intestino para prevenir enfermedades y trastornos pues nos defienden de otras bacterias nocivas. Tal es así, que evitan que avance la colonización bacteriana que puede causar enfermedades inflamatorias intestinales leves y hasta cáncer, como también servir para un buen ritmo evacuatorio evitando tanto diarreas como estreñimiento. Para mantener la buena salud intestinal, es necesario el consumo frecuente de probióticos ya que, debido a la corta vida de estas bacterias, con un consumo esporádico no alcanzarían este efecto.

Es más digestivo que la leche, el kefir conserva todas las propiedades nutritivas de esta, pero es más digestivo, ya que reduce su contenido en lactosa (principal causante de las intolerancias). Por su buena digestividad y sus propiedades nutritivas, el kefir ha sido consumido por todos y a cualquier edad y es a menudo el primer alimento de destete recibido a los 6 meses, mejorando el sistema inmunitario.

Teniendo una lista de beneficios del kefir publicada en Food Science and Technology Bulletin: Fu, Volume 2. Mencionaremos las más importantes:

Estimulación del sistema inmune debido a la acción de lo polisacáridos, inhibición del crecimiento tumoral con su acción anticancerígena intervendría en estadios tempranos de células tumorales mediante la activación del sistema inmunológico.

Reduce los niveles de colesterol, con incremento significativo del HDL en sangre.

Ayudaría a regular el tránsito intestinal evitando la constipación y logrando un equilibrio de las bacterias normales del intestino. Previene el cáncer de colon.

Acción antibiótica, podría competir con bacterias a las que estamos expuestos normalmente a través de los alimentos evitando que enfermemos.

sábado, 22 de julio de 2017

Entre 2010 y 2015 Más de 8 mil casos de cáncer de piel


Las personas más afectadas por este mal se encuentran entre las edades de 18 a 60 años.

El Director de Servicios de Salud, Rodolfo Rocabado, declaró ayer que, según los datos registrados en las gestiones 2010-2015, se presentaron un total de 8.397 casos de cáncer de piel en Bolivia; la población con mayor incidencia son las mujeres.

Señaló que el hecho de habitar en una zona Andina, como en los departamentos de La Paz, Oruro y Potosí, que se encuentran a un nivel importante de altura respecto al mar, la población está más expuesta al Sol, por lo que se corre mayor riesgo de que sus rayos puedan ocasionar problemas en la piel.

Hasta el 2015 se registró un total de 4.794 casos de cáncer de piel en mujeres, en hombres 3.603. Las personas más afectadas se encuentran en las edades de 18 a 60 años.

El uso de las camas solares se presta a una exposición inadecuada de los rayos ultravioletas, que en la población joven determina mayor daño. “Cuanto más joven se exponga a los rayos solares, se genera mayor probabilidad de daño a futuro”, dijo.

Por esta razón se recomienda a la población protegerse de los rayos ultravioletas, especialmente en los horarios de 10.00 de la mañana hasta las 14.00 horas, porque los rayos del Sol son más intensos. Lo apropiado es no exponerse al Sol de forma continua por más de 20 minutos.

Asimismo, se aconsejó utilizar sombreros de ala ancha, proteger la piel con bloqueador solar con factor encima de 30 y gafas.

La autoridad, alertó a la población que en caso de que perciban una mancha en la piel y presenta cambios de color o va creciendo, la persona debe acudir a un dermatólogom para diagnosticar si no se trata de algún problema maligno.

En este sentido, anunció el inició a nivel nacional de la campaña gratuita de prevención del cáncer de Piel, la misma que se desarrollará hasta este 23 de Julio, con el objetivo de prevenir males de la piel en la población.

Los hospitales donde puede acudir la población para beneficiarse de la campaña son el Arcoíris, la Caja Nacional de Salud instaló de su consultorio móvil en El Alto, el Hospital Boliviano- Holandés, Hospital Juan 23 y el Hospital del Norte.

El cáncer de piel es una afección por la que se forman células malignas (cancerosas) en los tejidos, por lo general se origina en la exposición prolongada al Sol, aunque existen otros factores de riesgo, como antecedentes familiares de cáncer y otros.

jueves, 20 de julio de 2017

Hoy y mañana atienden consultas gratis para prevenir el cáncer en la piel

En el Hospital Daniel Bracamonte, hoy, mañana y el sábado se realizarán las consultas gratuitas en personas que tengan lunares, verrugas o manchas en la piel para detectar el cáncer de piel, informó la dermatóloga, Norma Olivares.

“Diríamos que el cáncer de piel es el pan de cada día. Generalmente, la gente del campo acude con unos cánceres ya casi irremediables. Es mejor que se presenten a la campaña que se está realizando del 20 al 22 de julio en el Hospital Daniel Bracamonte”, explicó.

La atención estos días es gratuita además que los tratamientos son gratuitos, se prevén efectuar análisis como histopatologías, o el análisis de las células, además de tratamientos y medidas de prevención a los pacientes que presenten: lunares, manchas sospechosas, úlceras o heridas, verrugas juntas o verrugas planas, estas últimas que pueden producir un cáncer de piel rápidamente, complementó.

Otro de los factores que perjudica a las personas que viven en el Departamento de Potosí es la altura, que por sus características, expone a la población a la radiación solar. “La radiación es más fuerte y la cancerificación de la piel más frecuente”, añadió. En las campañas de este tipo llegar a atender entre 100 a 150 pacientes. “Es arduo el trabajo, pero vale la pena porque mucha gente de escasos recursos (…) asiste a consulta, se le detecta el cáncer de piel y se le salva la vida”, argumentó.

Los horarios de atención inician a partir de las 8:00, en el hospital Bracamonte.